martes, 22 de julio de 2008

Ruta por la Costa de Lugo

Como llegar:
Desde Lugo por la N-640, pasando por los pueblos de Meira y A Pontenova. Desde Asturias por la N-634 o la E-70. Existe la posibilidad de llegar en tren de vía estrecha (FEVE).

Recomendamos comenzar el viaje por el pueblo de Ribadeo, primer pueblo del llamado "Camino de Santiago Norte". Dentro del pueblo hay que destacar la torre de los Moreno (Foto izda.), en la plaza de España. También debe visitarse el Pazo de Ibáñez, de un sobrio neoclásico y que en su día fue propiedad del primer marqués de Sargadelos (Foto dcha.).

En nuestro viaje no debe faltar la visita al monasterio de Santa Clara, cómo tampoco podemos dejar de probar los deliciosos dulces que elaboran sus habitantes.
Ribadeo posee dos miradores dentro del municipio, y un tercero a unos 3 kilómetros de la villa. El primero es el llamado Atalaya, que incluye una capilla medieval con un buen retablo barroco. El segundo es el de Guimarás, cercano al castillo de San Damián, fortaleza del XVIII, que se justifica por la defensa de la ría donde se ubica.

El mirador de Santa Cruz lo encontramos a pocos kilómetros hacia el interior.



Ribadeo está poblado de típicas casas de indianos (Foto izda.), por lo que resulta muy recomendable olvidar el coche y recorrer la villa a pie. Resulta delicioso pasear por las calles que van hacia el puerto.

Playa de las Catedrales:
Llegamos por la N-634 hacia A Coruña. Para llegar a las playas tomaremos un desvío hacia la derecha a unos 10 Km de Ribadeo.
Este es un paraje espectacular, ya que se trata de una playa donde la erosión del mar ha producido formas caprichosas en las rocas que le rodean. Debe su nombre a los arcos de piedra que rodean la playa, y de las que penden mejillones, percebes y lapas.
Es importante planear la visita cuando la marea esté baja, ya que es la mejor forma de recorrer las grutas interiores.
Desde allí podemos realizar una ruta por una serie de playas, como son la de Areolonga, Coto, Remior y San Bartolo.

Foz:
Llegamos por N-634, pasando por San Cosme de Barreiros, y en aquí comienza la N-642.
En Foz encontramos la desembocadura del río Masma, así como un importante complejo turístico gallego.
A detacar sus playas, como las de Rapadoira y Llás.

En Foz se encuentra la considerada como primera catedral construida en España. Se trata de la iglesia de San Martiño de Mondoñedo, situada a 4 Km hacia el interior.


Saliendo de Foz, y camino a Burela, a unos 5 km., encontramos las playas de Peizas y Arealonga, y podemos encontrar también la desviación que nos lleva al asentamiento castro de Fazouro, excavados y reconstruidos, de entrada libre.
En el se puede observar las diferentes formas con las que se construían las viviendas de la zona. Pueden verse casas circulares, prerromanas y rectangulares (de influencia romana).


Burela:

Antiguo asentamiento celta de gran relevancia, cuyo Torques (pieza de la orfebrería castrexa fundamental), forma parte de los fondos del Museo Provincial de Lugo.
Cuenta con una iglesia (de Santa María) reformada en el S.XVIII y con pinturas en el interior de raíces góticas, que representan escenas de la vida del Señor.





El Barco Museo Reina del Carmen representa un símbolo, homenaje y testigo de la vida de los hombres del mar. Recorrer su cubierta, su sala de máquinas o su puente... son parte de las experiencias que no se pueden explicar con palabras.


Sargadelos:
Sargadelos es mundialmente conocida por la cerámica que fabrica. Para llegar hasta la fabrica tomaremos el desvio a 4 km de Burela. La fábrica que produce esta maravilla es visita obligada cuando se recorre la zona, y resulta casi imposible no caer en la tentación de llevarse alguna pieza.
La "Real fabrica de Loza De Sargadelos" fue fundada por Antonio Raimundo Ibáñez en 1791. Este era un personaje incomprendido por sus contemporáneos, ya que se trataba de un ciudadano ilustrado, y por lo que fue asesinado por aquellos que equiparaban ilustración y afrancesamiento.
En la misma fabrica puede visitarse, además de sus instalaciones, el "paseo de los enamorados", declarado Conjunto Histórico Artístico.

San Cibrao:
Destaca su puerto pesquero y los tres islotes que componen Os Farallons. Estos son: Baixa, Sombriza y Pé.
Para llegar a ellos es necesario intentar llegar a un acuerdo con algún pescador que nos lleve en su barca.
Podemos visitar el Museo del Mar , donde encontramos desde restos de naufragios a todo tipo de objetos relacionados con el mar.



Viveiro:
Una vez pasamos el pueblo de Celeiro encontraremos la villa de Viveiro.
La entrada del pueblo está enmarcada por la Puerta de Carlos V , de estilo plateresco y construida a mediados del siglo XVI, y coronada por el escudo de la ciudad.
San Roque guarda la puerta de visitantes no deseados a la ciudad. Ciudad que en su tiempo estaba amurallada y de la que aún se conservan tres puertas y un pasadizo.
En Vivero también podemos contemplar estilo renacentista, en su plaza Mayor, La Casa de los Leones y el monasterio de las Concepcionistas.
Delante de este convento podemos encontrar el estilo más típico de la arquitectura en Galicia, el románico. Se trata de la iglesia de Santa María del Campo.